Gambas al ajillo

gambasalajillo

A veces los placeres de la vida son los más sencillos. Por quince euros puedes comprar la felicidad en forma de un cuenquito de cerámica en el que descansan unas gambas fritas con deliciosa salsa de ajo, un premio especialmente sabroso después de un largo viaje en tren de cinco horas y media, la inquietud de haberse bajado en la parada de autobús que no era, el hecho de arrastrar dos maletas por una avenida infinita de Santander, General Dávila, y luego tener que subir cinco pisos con las susodichas… para que al final del día el cielo se ennegrezca y la lluvia cubra de humedad uniforme todo el posible atractivo turístico de la capital de Cantabria, de manera que lo más importante ya no es ir al Sardinero, sino evitar mojarse las sandalias o los pantalones cortos que una traía de Madrid.

Así pues, vivan las gambas al ajillo, aunque cuesten lo suyo, porque tomársela en un garito playero (aunque no haga tiempo de corretear entre las olas) una noche de domingo a las tantas y rodeada de amigos, eso, queridas y queridos lectores, no tiene precio. Admiro a las personas que saben encontrar la felicidad en los pequeños detalles, esa gente que se deja llevar por la vida con calma, como una hoja que navega en el río, con la verde superficie intacta, cabalgando ondas, suspendida con aparente desinterés sobre profundidades para otros mortales.

Ella (Ana) comía, yo dibujaba. Aunque al final la lluvia arruinara en parte mi dibujo, creo que las dos disfrutamos con lo nuestro. Y ya sabéis, si vais por Santander, no os olvidéis de las gambas. Happiness has no price.

Advertisements

So I'm listening...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s